¿Sufres de melomanía y adicción a los vinilos? Sentimos decirte que lo tuyo no tiene cura, pero tranquilo, porque traemos información que te será muy útil a la hora de elegir un tocadiscos para poner tu vinilo y que disfrutes de tu analógico oído con una cierta calidad.

Es cierto, escuchar música en vinilo es especial y más cálido que el digital. No sabemos si esta moda será pasajera o si ha llegado para quedarse, sin embargo, el experto en tecnología y Alta Fidelidad, Josep Armengol, colaborador de medios especializados, entre ellos, el portal Tuexperto, opina que ‘’La realidad es que es el formato de distribución de música más antiguo y más longevo, y nada parece indicar que vaya a desaparecer pronto, más bien al contrario (sus ventas aumentan, tanto nuevos como usados).’’

jack hamilton vinilo tocadiscos

Si este resurgir habrá calado hondo que, ¡hasta en los escaparates de muchos centros comerciales se han empezado a ver tocadiscos! El problema es que no siempre de muy buena calidad. Más bien, todo lo contrario. Y es que, como es lógico, no todos los tocadiscos suenan bien. Es más, muchos suenan (aparentando ser tan “monos”, con forma de maletín y aspecto “vintage”) terriblemente mal.

La fiebre del vinilo (ha vuelto)

Según Armengol, “en el mercado hay una enorme cantidad de oferta, pero quizás los productos de la marca austríaca ProJect, o los de la alemana Dual, garantizan que compramos un giradiscos de buena calidad a partir de sus precios más asequibles.’’

Pero, ¿de qué precios estamos hablando? El experto afirma que gastándote unos 200 euros ya podrías disfrutar de un reproductor en condiciones. Otro tema es el amplificador y los altavoces claro, en los que también tendrías que encontrar una buena relación calidad-precio.

el vinilo está de moda musica

Tampoco podemos obviar la importancia de la estética a la hora de elegir tu tocadiscos ideal, pero, ¿hasta qué punto es decisiva? ”Dependerá de quién lo elija y para qué… pero en mi opinión sí la tiene. Incluso el aficionado más especializado y exigente se decantará por uno u otro modelo en función no sólo de sus prestaciones sino de su estética, de los materiales empleados, del concepto técnico que hay detrás… Yo veo cierto paralelismo con otras aficiones, por ejemplo, a quien le gustan los relojes mecánicos: nadie compraría uno “feo” o que no le guste”.

Y como buen coleccionista, te preguntarás si merece la pena invertir en un reproductor antiguo o adquirir uno nuevo. Josep lo tiene claro: ‘’No sólo merece la pena, sino que algunos modelos se revalorizan. Aunque ha habido avances en materiales o precisión, muchos giradiscos de hace décadas estaban muy bien fabricados y siguen siendo igual de buenos hoy en día, con el valor añadido de ser antiguos y originales. Basta que esté bien conservado, o se repase y ajuste bien.’’

Y para poder alimentar tu plato giradiscos necesitas, claro, discos que poner a sonar. Para ayudarte, puedes utilizar la web que ha creado un enamorado de este soporte, el alemán Marcus Maack, que ha creado una web que incluye un plano y una base de datos en el que puedes ver todas las tiendas del mundo.

disco de vinilo antiguos

comprar discos de vinilo

Autor: Aránzazu Díaz Huerta by Tiwel