James Webb, el origen del universo a golpe de telescopio

En paralelo con nuestro proyecto de Big Bang “Tiwel y la materia”… da la casualidad que la NASA ha lanzado el súpertelescopio espacial ‘James Webb’ que quiere explorar en los orígenes de la galaxia.

Viniendo al caso con nuestra última idea sobre los materiales y de qué están hechas las cosas, este telescopio espacial lanzado con éxito esta semana surcará el espacio a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra. Esto equivale aproximadamente a cuatro veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna.

James Webb telescopio nasa

A esa distancia, intentará captar la primera luz del universo, aparecida hace 13.700 millones de años. En palabras de Josef Aschbacher, director general de la Agencia Espacial Europea (ESA), uno de los promotores principales de la misión, junto a EE.UU (NASA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA): “Hoy le hacemos un enorme regalo de Navidad a la humanidad”, ya que el James Webb permitirá hacer nueva ciencia y grandes desarrollos tecnológicos.

telescopio espacial james webb universo

galaxia-universo-origen-nasa

De ahora en adelante, conoceremos lugares a los que nunca antes se había llegado con el telescopio Hubble, con galaxias que nacieron hace millones y millones de años, nuevos exoplanetas y posibles mundos hasta ahora desconocidos.

Nos llevará a una época primigenia del universo, cuando se formaron las primeras galaxias

Su primer objetivo será ver la primera luz del universo emitida por las primeras estrellas hace unos 13.700 millones de años y obtener muestras de hasta 200 galaxias a la vez en diferentes épocas cósmicas. De esa forma se predecirá si en ellos hay agua, metano, dióxido de carbono y otros compuestos que podrían destapar la posibilidad de que exista vida. Aunque parezca hace mucho tiempo, la distancia es ínfima en términos cosmológicos, simplemente ocurrió apenas 100 millones de años después del origen del universo tras el Big Bang. Una región del cosmos que jamás ha sido explorada y donde la naturaleza probablemente nos tiene guardada alguna sorpresa.

James webb telescopio espacial big bang

Entre las preguntas que tratará de responder el telescopio James Webb:

– ¿Cómo era el universo cuando era muy joven? ¿Cuándo se formaron las primeras estrellas y galaxias?

– ¿Cómo han cambiado las primeras galaxias con el paso del tiempo? ¿Qué podemos aprender sobre los misterios de la materia oscura y la energía oscura?

– ¿Cómo y dónde se forman las estrellas? ¿Qué pasa cuando las estrellas llegan al final de su vida y qué efectos tiene en la materia que las rodea?

– ¿Dónde y cómo se forman y cambian con el tiempo otros sistemas solares? ¿Qué otros tipos de planetas hay en el espacio? ¿Alguno de ellos contiene los elementos que originan la vida? ¿La Tierra es única?

Hasta ahora solo hay suposiciones y “pinceladas” de lo que nos esconde el universo

Según algunos científicos y astrónomos las primeras galaxias eran amasijos informes afectados por las violentas explosiones que producían las primeras estrellas al morir. Después, se fueron calmando y, en algunos casos, ordenando hasta tener una espectacular estructura en espiral como la de la Vía Láctea, donde nos encontramos la Tierra y el resto de planetas del Sistema Solar.

Este telescopio James Webb es como una descomunal mariposa robótica que irá desplegándose a medida que viaja hacia su destino. Durante los primeros días de viaje se abrirán los soportes del parasol, que tiene el tamaño de un campo de tenis y que debe garantizar que en el lado de sombra el telescopio pueda alcanzar los 233 grados bajo cero. Esto es esencial para que funcione correctamente el espejo primario: un ojo hecho de 18 placas hexagonales con un diámetro total de seis metros y medio, el mayor que se haya lanzado nunca al espacio. Es tan grande que va plegado sobre sí mismo.

telescopio-espacial-james-webb

James Webb Space Telescope

telescopio James Webb mas potente del mundo

La luz infrarroja permitirá a los astrónomos mirar a través de nubes de gas y polvo que normalmente bloquearían nuestra visión, explorar las estrellas más frías e incluso hacer fotos de galaxias que están increíblemente lejos. Lleva en su interior el espejo más grande que ha viajado nunca al espacio con 6,6 metros de diámetro. Es tan grande que se ha construido utilizando 18 secciones hexagonales más pequeñas que se unen como si formasen la pared de una colmena. Y, curiosamente, su superficie lleva un revestimiento de oro porque este metal refleja muy bien la luz infrarroja.

Toda esta impresionante tecnología ayudará al telescopio a despejar algunas de las incógnitas más importantes de la ciencia moderna. ¿Qué preguntas sobre el espacio te gustaría que ayudase a responder este telescopio?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *