¿Qué es el streetwear y su cultura?

Es sin lugar a dudas la pregunta del momento.

Es probablemente, dentro del mundo de la moda, la palabra con más usos, (para bien y para mal) y relevancia que existe.

La moda streetwear surge entre los años 80 y 90 en los núcleos urbanos con el único objetivo de crear una moda sin artificios, y anteponer la comodidad de la calle antes que el barroquismo que se pueden ver en algunas pasarelas, pero teniendo en cuenta el lujo y el estilo.

El primer concepto de Streetwear lo podemos encontrar en los años 80 cuando el surfista Shawn Stussy, decide crear tablas de surf con su firma estampada en ellas. Como medida de marketing decide elaborar camisetas y sudaderas con la misma firma.

Todo cambió cuando se dió cuenta de que dichas camisetas y sudaderas vendían más que sus propias tablas y decide crear su propia marca de ropa, expandiéndose y siendo utilizada por cantantes, raperos,  y demás celebridades, factor que lo hacía más inaccesible, creando con ello, el concepto de streetwear.

Hablamos de productos totalmente versátiles. Es decir, las marcas de lujo te pueden vender una gorra a un precio exorbitante, pero no te lo venden por un motivo simple, sino porque lo que tu llevas es un gorra que pertenece a esa marca, una gorra que puedes llevar fuera del barrio , una gorra para cualquier situación y que impregna de personalidad al usuario.

Sin lugar a dudas, todo esto proviene del auge de las redes sociales y de la expansión lógica de tendencias urbanas de todo el mundo. La gente ve que se pone de moda un determinado accesorio o complemento y necesita llevarlo como parte de su outfit elegante, es por eso que las grandes marcas han visto un filón y han decidido desarrollar dentro de sus procesos de diseño, productos que a priori, no representan a la marca, pero sí que representan a ese público que quiere vestir de street pero sin perder con ello el valor social que le aporta una marca de calidad.

Podemos decir que estamos ante un fenómeno cultural mundial. Hace unos años, y sin el poder que tienen actualmente las redes sociales, sería impensable ver marcas como Louis Vuitton haciendo colaboraciones con Supreme. Hecho que hoy, es más que común. Por lo que podemos decir que efectivamente, las marcas han visto un nicho de mercado, un usuario que se muere por gastarse miles de euros en una simple camiseta, pero que le permita entrar a la última discoteca de moda.

La cuestión viene cuando ese nicho , se amplía, y se convierte en un fenómeno urbano, donde cada vez más y más gente quiere ser partícipe.

Ejemplos tenemos miles: Chándal Givenchy, Sudadera Gucci, Vaqueros Louis Vuitton etc.

Ahora toca centrarnos en otro de los conceptos claves a la hora de entender el streetwear, y no es otra cosa que el Hypebeast.

tiwel-evento-monkey-garage-16

Otra vez volvemos a la importancia de las redes sociales y de su impacto que está teniendo en el mundo de la moda, y es ahí justo dónde surgió la palabra Hypebeast , que consiste en ser un coleccionista de artículos de moda urbana muy cotizados.

Podemos entender a los Hypebeast como una evolución de ese movimiento noventero que fueron los Sneakerheads o coleccionistas de los últimos modelos de zapatillas del momento.

El verdadero Hybeast sabe diferenciar entre toda la gama de productos, de moda o accesorios de moda, de los que se está hablando en el momento , y elegir cuales tienen un potencial nivel de Hype o postureo. En la mayoría de los casos, ni se tiene en cuenta los gustos personales o historia de la marca, sino que simplemente se valora el impacto que puede tener en redes sociales y por consecuencia, el impacto en la moda.

Afirmamos que para la mayoría de los mortales, un Hypebeast no suele vestirse con un gusto refinado, sino que, a modo de cartel publicitario, se decora con los elementos que están pegando más.

¿Mal gusto o estilo? Eso es una pregunta que no podemos responder y que depende de cada uno juzgar de una manera u otra.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *